PRÓTESIS REMOVIBLE

Son prótesis que se pueden “quitar y poner”.

Hoy en día se deben utilizar lo menos posible y de manera provisional, salvo casos excepcionales, ya que su uso produce efectos indeseables.

Estos efectos indeseables son la contribución a la atrofia ósea (pérdida de masa ósea) y al deterioro de los dientes sobre los que se apoyan.

Además es complicado que se sujeten lo suficiente como para proporcionar seguridad y eficiencia en la masticación.