HIGIENE Y PROFILAXIS

El mejor tratamiento de la enfermedad es la Prevención.

Para prevenir la caries y la enfermedad periodontal es fundamental mantener una correcta higiene dental.

La adecuada utilización de dentífricos, geles y colutorios con Flúor y/o Digluconato de Clorhexidina previenen ambas situaciones.

Es muy recomendable acudir periódicamente al dentista para prevenir y en su caso detectar cualquier patología dental, periodontal o maloclusiones que puedan ser tratadas prematuramente y por tanto evitar las complicaciones.

En la Clínica trabajan Higienistas profesionales que colaboran en los tratamientos recomendando y aplicando las técnicas más adecuadas a cada paciente para conseguir el perfecto estado de salud periodontal.